COMUNICADO PÚBLICO

La Escuela de Formación Política “Argimiro Gabaldón” del estado Portuguesa, hace pública su preocupación solidaria, consciente y revolucionaria con la camarada Selua Daboín, Coordinadora de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos SUNDDE en el estado Portuguesa, quien es actualmente víctima de una conspiración para imputarle hechos dolosos con base en supuestas pruebas y testimonios de muy dudosa legitimidad. Adicionalmente a todas luces se niega el legítimo derecho a la defensa, manipulando los lapsos legales y los procedimientos.

Conocemos a la camarada Selua Daboín como mujer valiente y luchadora contra las injusticias que derivan de una sociedad dividida en clases sociales. Desde hace años, ella forma parte de las mujeres y hombres que luchan por la construcción de una sociedad plena de justicia e igualdad: el socialismo. Su firme militancia revolucionaria la ha desplegado en todos los lugares donde le ha tocado ejercer responsabilidades.

Solicitamos a los organismos de nuestro gobierno revolucionario abocarse a dar transparencia a la situación de una funcionaria que, debido a las responsabilidades de su cargo, es evidente que ha afectado diversos intereses en el cabal cumplimiento de su deber. Su lucha la ha puesto en riesgo en oportunidades anteriores, pero nunca se había llegado a la situación actual.

Repudiamos el linchamiento moral al cual está siendo sometida la camarada Selua Daboín, realizado, principalmente, a través de la utilización perversa e irresponsable de las redes sociales, donde se dice de todo pero no se demuestra nada. Estos acontecimientos nos recuerdan lo manifestado por el maestro Aristóbulo Istúriz cuando siendo Alcalde en la cuarta república, refiriéndose a la corrupción y a la lucha contra la corrupción nos advertía que está caracterizada por la difusión de mentiras y verdades envueltas en el mismo manto de la desinformación interesada.

Es nuestra experiencia con la derecha fascista que estos linchamientos morales han precedido a la eliminación física de camaradas honestos, luchadores, valientes. Es la vieja táctica que ha servido para “justificar” grandes crímenes, masacres y genocidios.

Ejerciendo nuestro derecho a la defensa pública y revolucionaria de la camarada Selua Daboín, los integrantes de esta institución revolucionaria de formación política e ideoógica, manifestamos nuestro permanente e inevitable compromiso con nuestra revolución bolivariana, socialista y chavista, ¡Viviremos y Venceremos!

Acarigua, estado Portuguesa, 17 de noviembre de 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *